lunes, julio 10, 2006

La joven de la perla


Fuente : Trazegnies.arrakis.es

Delft, ciudad cercana a La Haya (capital actual de la Holanda Meridional), conoció el apogeo comercial a fines del siglo XVI y el artístico en el XVII, contexto histórico donde surgió la llamada Escuela de Delft, conformada por un grupo de pintores retratistas de las prósperas familias de entonces y entre los que destacaba Johannes Vermeer.

Sobre Vermeer no se sabe mucho. Vivió poco pues murió a los 43 años, y pintó también poco pues sus cuadros son aproximadamente treinta y cinco. Y esto porque era ya demasiado perfeccionista y sus procesos creativos duraban meses. Suelen describirlo como un maniático que siempre veía perfectible lo que para los demás era la cumbre de la perfección. Le interesaba más la calidad que la cantidad. Hoy en día, en una sociedad de producción y consumo de masas, sería difícil comprender la mística de un artista como él, que meses frente al lienzo buscaba lograr el efecto deseado hasta en el más mínimo detalle. Tal perfeccionismo explicaría en parte su limitada producción artística que, siendo deslumbrante y habiéndolo inmortalizado, lo hizo morir agobiado por las deudas y dejando once hijos, de los quince que tuvo.

No fungiré de crítico de Arte, pues no es mi área, pero en Internet tuve la oportunidad de apreciar uno de los cuadros del artista holandés, La Joven de la perla, cuya modelo parece instruida en cómo posar, porque su compostura si no es rígida tampoco espontánea. No parece conciente de su insipiente sensualidad. Su mirada luce la candidez, transparencia e intimidación sólo propia de una adolescente. Me explico mejor: una mujer mayor puede mostrar iguales cualidades pero con matices distintos; intimidación y susto no son lo mismo aunque sus diferencias sean muy tenues. Sabemos que ella es casi una niña no sólo por su semblante, sino también por lo que éste irradia. El mérito de Vermeer radica no sólo en reproducir la morfología de un rostro sino también en hacer visualmente inteligibles los más sutiles estados del alma. Allí uno recién entiende su obsesión por los detalles más nimios, que sin embargo en su conjunto revelan al genio.

Claro que mi percepción es sólo la de un neófito que estuvo observando por un rato aquella pintura con muchas más virtudes cuyo análisis ya dejaremos a los entendidos.

Me informé algo sobre la vida de este pintor como marco previo para ver La Joven de la perla (2003), cinta sobre la historia detrás de la realización de esta obra actualmente exhibida en el Museo Mauritshuis en La Haya y calificada como una de las más bellas de la Historia del Arte.

Como se basa en la novela homónima de la escritora norteamericana Tracy Chevalier, la película conjetura que La Joven de la perla es Griet (Scarlett johanson), una de las tantas criadas de Vermeer (Colin Firth). También se ha especulado que podría tratarse de María, la hija menor del pintor holandés, algo en entredicho porque no coinciden la edad de ella y la probable fecha del cuadro.

Una escena que deslumbra en la cinta es cuando el rostro de Johanson posa a semejanza del de la pintura. Allí notamos que la elección de esta actriz no había sido gratuita, pues su corte de rostro y gélida belleza son similares a los de La joven de La Perla, aunque Johanson posa más desafiante y es algo mayor, aunque sea ya de por sí bastante joven.

Hay muchos elementos destacables en esta producción. La hermosa fotografía a cargo del portugués Eduardo Serra: hay escenas de lo más cotidianas que parecen pintadas en un cuadro y que ayudan recrear la ambientación histórica. Firth expresa mucho economizando gestos: representa a un Johannes Vermeer con emociones que proyectan un temperamento tempestuoso casualmente por estar muy contenidas. Además, cuando Griet está trabajando con Vermeer puede respirarse una atracción sólo sugerida por el lenguaje corporal de ambos, pero nunca desencadenada, aun cuando esa posibilidad está latente. La joven deslumbra al artista no sólo por su belleza sino también por su habilidad innata para captar los matices y contrastes entre los colores, luces y sombras. Ambos sintonizan a un nivel que trasciende diferencias culturales o sociales. La criada parece reparar en esos detalles tan importantes para el genio holandés en sus obras, pero inadvertidos para la mayoría. Él quizás siente pasión por ella, pero no se trata sólo de eso, de allí que la reclute como su asistente, pero si la elige como modelo de la magnifica pintura es por argucias del mecenas Van Ruijven (Tom Wilkinson), quien detecta lo tanto que Griet inspira a Vermeer.

Sin embargo, Van Ruijven sirve además para brindarnos aspectos poco conocidos de la a veces idealizada institución del mecenazgo, cuyas arbitrariedades debían ser aceptadas por artistas como Vermeer a cambio del apoyo recibido. Aunque la familia de éste reproduce las mismas arbitrariedades hacia sus criados.

La película es recomendable si no les aburren los argumentos lentos aunque no aburridos, si gustan analizar los diálogos y los detalles de una ambientación de época, si quieren apreciar a Scarlett johanson en facetas diferentes a la de Sex Symbol, y si previamente se ilustran un poco sobre la vida de Johannes Vermeer y su importancia para la Historia del Arte, para situarse en el contexto y apreciar mejor esta cinta.

© Derechos Reservados



Información básica de la película

País: Reino Unido
Años: 2003
Dirección: Peter Weber
Protagonistas principales: Colin Firth (Johannes Vermeer, el pintor), Scarlett johanson (Griet, la joven de la perla) y Tom Wlikinson (Van Ruijven, el mecenas)
Fotografía: Eduardo Serra


Bibliografía:

Eloy Martínez, Tomás. «Vermeer en Nueva York». La Nación [Argentina] 31 de Marzo de 2001.
http://www.sololiteratura.com/tom/tomartvermeer.htm


Esponda, Jorge. «La joven de la Perla». Cinencuentro [Lima] 16 de Junio de 2006.
http://www.cinencuentro.com/2006/06/16/la-joven-de-la-perla-2003/


«Girl with a pearl earring by Vermeer». About Vermeer Oil Paintings. About Johannes Vermeer Art.
http://www.about-vermeer-art.com/vermeer/vermeer-oil-paintings/paintings/1.html

«Vermeer, el virtuoso de la luz». En Portada. Revista Arte [España] Julio 2001.
http://www.revistarte.com/numero01/portada.html


Cortesía de la imagen:

http://www.trazegnies.arrakis.es/laperla.jpg

11 comentarios:

Oscar Pita-Grandi dijo...

Coincido totalmente contigo. En su momento escribí sobre la misma película. No es ningún secreto que la Johansson es una de mis actrices favoritas, y no solo por su "gélida" belleza, sino, por los matices con que pintó su actuación en esa cinta. Ya Woody Allen parece habernos oído, pues la reclutó para "Match Point" y además repetirá el plato en la próxima película de "el duende" de New York.
Siguiendo cn Scarlett, tiene una película con John Travolta en que también destacan sus cualidades en las tablas, creo que se llama "Una canción para Boby John" o "Recuerdos del Pasado". HAce poco la dieron por la señal de Cable.
Un abrazo.

Martín dijo...

Hola, Óscar

Coincido contigo: Scarlett además de encanto tiene también talento: como bien dices le dio matices interesantes a su actuación en La Joven de La Perla… Ahora, la película que ella coprotagonizó con Travolta no me convenció del todo, no tanto porque los actores en sí mismos no tuvieran méritos sino por el propio argumento. En todo caso, parece que Johanson promete no ser sólo un bello rostro sino también una actriz de carácter, pero habrá que estar atentos a cómo progresa su carrera

Saludos

schatz67 dijo...

Hola Martin,

Muy buena tu reseña sobre la pelicula.Creo que uno de los méritos de esta radica en graficar nítidamentre dos obsesiones:la primera es la suerte de pasión distante y reprimida que el pintor sentía por la joven Griet.La segunda,la meticulosidad del pintor en el uso de elementos claves como el color y la luz. Acerca de pintores de esa época, no sé si haz leído "El Secreto de los Flamencos", de Federico Andahazi.De no haberlo hecho te lo recomiendo de sobremanera.Una buena novela sobre pintores,colores y una época pródiga en arte como el Siglo de Oro.

Un abrazo

Schatz

Martín dijo...

Hola, Schatz

La verdad es que no he leído esa obra, pero gracias por el dato. Todas tus sugerencias siempre son muy interesantes. Ahora, las manifestaciones culturales del Siglo de Oro Español fueron muy variadas y cada una ya amerita todo un campo de estudio, tanto en el Arte, la Literatura (por ejemplo «El Quijote» de Cervantes o «La Gramática Castellana» de Nebrija) y el Pensamiento (por ejemplo Francisco de Vitoria). En este último campo y autor es donde me gustaría ahondar. Y gracias por tus comentarios, Schatz, me motivan a refrescar ideas y a descubrir las tantas cosas en las que todavía me falta profundizar y que siempre dejo pendientes…

Un abrazo

monich dijo...

Me perdí la película, pero tanto buen comentario me anima a encontrarla en algún lado. Espero no recurrir a la piratería.
Saludos

schatz67 dijo...

Martin,

El Siglo de Oro al que hacia mención no es el literario español sino más bien el holandes de la pintura caracterizado por la aparición de Rembrandt y su aprovechado discípulo,Johannes Vermeer.Justo se esta realizando una monumental exposición en Holanda por los 400 años del nacimiento de Rembrandt.

Ahora que mencionas al Siglo de oro español,te recomiendo dos blogs interesantes y que estan escritos por dos españolas muy simpáticas e inteligentes.El primero es "Mujeres de Roma" (www.mujeresderoma.blogspot.com),un blog temático en el que la autora,Isabel Barceló,escribe recreaciones históricas sobre la vida de mujeres notables en la Roma Imperial.El segundo es de una chica de Oviedo (www.leodegundia.blogspot.com)que toca varios temas con bastante detalle y dedicación.Literatura,mitología,costumbres populares,entrevistas etc.

Vale la pena visitarlos y contactarse con ellas,son gente valiosa y uno despues de leer sus blogs siente que ha aprendido algo.

Trata de conseguir lo de Andahazi.Es un escritor jóven argentino bastante talentoso del que he leído dos novelas de época bastante buenas:Una muy premiada,"El Anatomista",ambientada en la Venecia de fines del siglo XV y la otra "El Secreto de los Flamencos",un retrato espléndido del mundo de los pintores en el siglo XVII.

Un abrazo

Schatz

Martín dijo...

Hola, Schatz

Tienes razón, pero por alguna razón cuando me mencionan el Siglo de Oro siempre lo asocio al español, y más específicamente al pensamiento, que es el campo donde quisiera profundizar… Y si me interesé por la vida de Vermeer fue para tener un contexto previo para ver La Joven de La Perla

Noto que te interesa mucho la vida de los pintores y sus obras. ¿Por qué no nos escribes un post al respecto? Por ejemplo, te exhorto a que nos escribas reseñas sobre las obras de Andahazi «El Anatomista» y «El Secreto de los Flamencos», obras que ya me dejaste la inquietud por leer.

Y te estoy agradecido por los blogs que me recomendaste, los acabo de visitar y parecen muy interesantes y merecen una lectura más detenida, si no es por ti nunca hubiera sabido de ellos

Un abrazo

Martín

Margee dijo...

hola, la verdad no he visto la película pero con los comentarios y con la reseña me han animado a verla, jaja así que la buscaré por algun lado.

Beso,

Margee

Pd. Monich sin querer el comentario me salio bien parecido, jajaja.

Martín dijo...

Hola, Margee

Me alegra que mis comentarios te hayan motivado a ver la película. Estuve visitando tu blog y me pareció muy ameno. Creo que es la primera vez que me visitas. Bienvenida

Saludos cordiales

Martín

Anónimo dijo...

Saludos cordiales.....

Paseando por la red encontre este artìculo, interesante y ademas muy bueno de leer antes d ver la pelicula.
Me agradò puesto que ya habia visto la pelicula... tarde el comentario, pero la recomiendo a todos como una manera agradable y entretenida de acercarse al arte.
atte: Massiel Hdez.
www.artemasiel.blogspot.com

Martín dijo...

Gracias Massiel por tus palabras. Con más tiempo daré una visita a tu blog

Saludos desde Lima