jueves, septiembre 27, 2007

Cuando el talento se sobrepuso a las apariencias…

Paul Potes es un vendedor de celulares del sur de Gales (Inglaterra). Su aspecto no es muy diferente al de cualquier peatón de la calle. Está en un programa de televisión y frente a un jurado que no parece tenerle mucha confianza. Quienes tengan prejuicios apostarían a que será descalificado de inmediato. ¿El desenlace? Inesperado y conmovedor. Juzguen ustedes. La historia es real y la conocí gracias a este blog.


2 comentarios:

Matías Zibell dijo...

Martín
Gracias por divulgar este video. Cuando vivía en Londres no le prestaba mucha atención a estos programas, básicamente porque había mil de ellos, pero estas perlas uno no se las puede perder.

Martín dijo...

Hola, Matías

Quizás yo tampoco me hubiera fijado mucho en un programa de este género (en mi país hay muchos programas similares y casi no los veo). Y de no ser por la sensibilidad de alguien para seleccionar esta presentación, tal vez ésta me hubiera pasado desapercibida…

Un saludo