lunes, enero 16, 2006

Las Crónicas de Narnia (El león, la bruja y el ropero)

Producida en el 2005 por la factoría Disney y dirigida por Andrew Adamson, a quien debemos también las dos cintas de Shrek, esta película se basa en un libro que fue segundo de una colección de siete, pero que fue sugerido para ser leído primero por su autor, C.S. Lewis…

Esta producción sería muy dramática en una versión adulta. La codicia de un hombre puede más que la lealtad a sus hermanos, a quienes traiciona sólo por beneficios y poder, haciendo incluso peligrar sus vidas. En algún momento es descubierto y cuando va a ser ajusticiado otro lo salva reemplazándolo en el castigo… Entonces siente una mezcla de gratitud y hambre de expiación y muestra una gran entrega y sacrificio para luchar contra el mal, al punto de resultar mortalmente herido.

En lo personal, de esta historia puede deducirse algunas ideas: incluso personas de vida muy honesta, pero muy instalada, no serían tan capaces del sacrificio como un traidor arrepentido que desesperadamente desea redimirse, más aún por la gratitud a quien se sacrificó por él. En conclusión: a veces cuando mucho te han perdonado sientes la necesidad de amar mucho más… Habrás cometido muchos errores pero la caridad cubre infinidad de pecados… De acuerdo: todo esto podrá parecer muy clerical, pero ¿acaso por eso deja de ser válido? Y lo digo con el mayor respeto…

No les voy a contar más para que solos averigüen en la película quién es el traidor, quién se sacrificó por él, quiénes son los hermanos traicionados, aunque deben sospecharlo. En todo caso, ésta es toda la riqueza que puede esconder una historia infantil.

Y sí: puede ser una perfecta metáfora del Cristianismo. Creo que para un niño sería algo complicado entender todo el misterio que conllevó el sacrificio de Cristo por la humanidad, y esta película bien podría contribuir a esta tarea pedagógica.

Asimismo, estos referentes cristianos no deben extrañar en la obra de C.S. Lewis, ateo en cuya conversión al Cristianismo, afín a la tradición anglicana, ayudó su amigo J.R.R. Tolkien, abiertamente católico.

Si esto es bueno o es malo ya dependerá de las convicciones de cada quien, pero las cartas están sobre la mesa. No obstante, los mensajes implícitos en esta película son universales, no son exclusivamente cristianos y no tienen por qué afectar a ningún credo. Digo esto por algunas críticas que he leído en ese sentido…

Qué más universal que entender que aun el peor de nuestros errores puede perdonarse, que siempre podemos reivindicarnos, que tenemos derecho a una segunda oportunidad, que podemos ascender de la peor de las deslealtades a la mayor de las trascendencias… Aunque obviamente esta película tiene muchos más elementos universales a desentrañar…

Posdata (21 de enero del 2006):

Los artículos de dos lectoras dan información complementaria sobre Las Crónicas de Narnia.

Verónica Valcárcel Noce nos da algunos datos sobre la producción de esta película en El Buen Cine.

Consuelo Gonzales nos brinda en I – Elanor mayores detalles sobre cómo JRR Tolkien y C.S. Lewis se influenciaron recíprocamente.
Posdata (24 de enero del 2006)

Al decir que Las Crónicas de Narnia pueden ser una perfecta metáfora del Cristianismo no significa que necesariamente sea una apología del mismo, aunque una metáfora pueda ser además una apología…

Las metáforas representan en sentido figurado una realidad para esclarecerla, distorsionarla o sugerirla. Depende de la intención del autor…

Una apología defiende una verdad, como bien sabemos.

Si Las Crónicas de Narnia son una metáfora o una apología ya dependerá de cada quien. En lo personal, podría ser entendida más como una metáfora del Cristianismo. Y aunque no está mal que así sea, esta obra debe valorarse no sólo por eso sino también por sí misma, porque trasmite valores válidos para lectores de cualquier raza, credo o cultura.

Vincular esta obra de C.S. Lewis a un credo específico es limitar su alcance universal…

7 comentarios:

verolindapechocha dijo...

Justamente hace una hora comenté sobre la película en el blog El Buen Cine. Debí leer tu post antes :)

Una escena que me gustó mucho fue cuando el fauno es interrogado por la Bruja Blanca sobre si sabe el xq de su pérdida de libertad y él contesta: xq creo en una Narnia Libre. Y ella le dice: no, xq XXX te traicionó por dulces... Peor que las monedas de Judas...

Martín dijo...

Hola, Vero

Acabo de leer en El Buen Cine tu artículo sobre Las Crónicas de Narnia y me pareció muy interesante tu enfoque… Sobre una película la pluralidad de puntos de vistas siempre es bienvenida… Y la escena que mencionas sobre el interrogatorio de la Bruja Blanca al fauno sólo es uno de los tantos símiles con la Biblia que C.S Lewis emplea…

Gabriela Zayas dijo...

Me ha gustado mucho tu blog. Cuando estudiaba (Jesucristo predicaba a sus apóstoles), leí un único libro de C. S. Lewis sobre el amor cortés, 'La alegoría del amor'. Luego, muchos años después, vi la película basada en su peripecia (dramática) vital. Y no había vuelto a pensar en él hasta el estreno de esta película, que cuenta para mí con el aliciente de ver de nuevo a Tilda Swinton. Sin embargo, áun no la he visto y puede que espere a su salida en dvd.
Felicidades por tu blog.

Martín dijo...

Hola, Gabriela

Gracias por tus palabras… Lo bueno de esta película es que hace que se redescubra a autores como C.S. Lewis, algo que motiva a saber más de su obra... Y Tilda Swinton es una gran actriz: muy acertada su elección para hacer el papel de la Bruja Blanca…

Saludos

Vanessa Soldevilla dijo...

Hola Martín! al fin puedo visitar tu blog. Gracias por tu visita, dejé un coment al respecto por allá.
Yo pensaba publicar algo sobre Las Crónicas de Narnia, la excelente película que ví con mis sobrinos pequeños hace unos días sin dejar de mirarlos de reojo por las caritas de ensimismamiento concentrado en varios de sus pasajes. Ellas tienen: 2, las gemelitas 5, el mayorcito 9 años). Me quede encantada de ver a Allison, Techi, Nicole y Bryan concentrados en la película. Ya me animé a colocar un post, apenas tenga un tiempo lo hago y con las palabras exactas que ellos me ayudaron a copiar en una de las servilletas que habían en casa.
Concuerdo con tu afirmación de que la película tiene un claro sentido pedagógico que roza con la visión cristiana, concuerdo con eso y me alegro que hayamos visto lo mismo.
Bueno, yo no me quede centrada en el afán egoísta de unos de lo hnos (tema importante de la película) sino en el sentido final y total de la película. Creo que este va de la mano del tema del sacrificio y el perdón, el perdón de la traición del Judas cristiano si se quiere. Ese creo que es el tema valioso: el sacrificio de Aslán en favor del perdón del hno traidor. La película me dejó una interesante reflexión al terminar de verla y ver las caritas de satisfacción de mis pequeños sobrinos. Esas van en favor de las palabras de Aslan cuando sale triunfal de la muerte, su resucitación triunfal hacía el final de la película después de que
toda la noche las hnitas
lo habían llorado cual Marías. Las palabras del León hablan de un verdadero sentido de la Magia no bien interpretado por la Bruja a partir del cual la propia ley daba oportunidad a la ruptura de la muerte o de la Mesa de piedra. Revisa la película en esa parte, espero colocar un post con el asunto mañana. Saludos!!!
Vanessa

Martín dijo...

Esa referencia que haces sobre el verdadero sentido de la magia según Aslan me parece muy interesante… El sacrificio de Aslan fue por amor y de allí que logra resucitar: esa parte merece de por sí todo un desarrollo que ojalá tú nos brindes en tu blog… Como bien dije en mi artículo, Las Crónicas de Narnia tiene muchos elementos para analizarse, de los cuales yo sólo destaqué algunos… De allí que las diversas opiniones sobre está película son necesarias porque ayudan a enriquecerla… Y estamos de acuerdo: el tema del sacrificio y el perdón son importantes en la historia…

Consuelo dijo...

Hola Martin, Gracias aqui esta el comentario
Me enganche a tu blog con el post del Principito y luego con el de Charly y La fabrica de Chocolates. Y ahora con el de Narnia más, me encantan los temas que tocas!

Estoy de acuerdo contigo en que los valores que se presentan en la historia de Narnia son universales y validos. El perdón y el sacrificio por los demás,que no necesariamente implica la muerte física. Ese gran sacrificio lo hizo una sola persona. Pero nosotros simples mortales podemos hacer sacrificios más mundanos por los demás, solo hace falta ser observador para darse cuenta quien esta en necesidad.

Lo que más me impacto de esta historia es que la amistad de Tolkien con Lewis fue fundamental para la creación y formación de la Tierra Media y de Narnia.
Lewis fue el que animó a Tolkien a terminar su trilogía, por que su estilo para escribir era demasiado lento y perfeccionista. Y por otro lado, Tolkien ayudó al ateo de Lewis a darse cuenta que a través de los mitos y leyendas si se podía transmitir valores y los principios del evangelio.
Lewis no solamente se convirtió al Cristianismo,sino que se convirtió en un apologista en potencia(tiene varias obras de divulgación de la fe cristiana) y creó deliberadamente esta alegoría llamada Las Crónicas de Narnia, que es una de las expresiones evangelizadoras más populares del siglo XX.

Irónicamente, Tolkien, quien detestaba las alegorías (y eso se puede notar en el Señor de los anillos), criticó a su amigo de ir demasiado lejos en su evangelización literaria.
Me parece increíble que Tolkien haya hecho un esfuerzo por evangelizar a su amigo Lewis y finalmente su esfuerzo se haya multiplicado en proporción geométrica.

He posteado un extracto de un articulo donde se cita la conversación en la que Tolkien convence a Lewis para que se convierta al Cristianismo, tan solo con una simple analogía.
Espero lo disfrutes!

El post en el blog de i-elanor
http://i-elanor.typepad.com/ielanor/2006/01/cuando_tolkien_.html