sábado, enero 28, 2006

Yo, Robot


Película norteamericana homónima de la obra de Isaac Asimov. En 2004 fue dirigida por Alex Proya y producida por Laurence Mark, John Davis, Topher Dow, Wyck Godfrey. Es protagonizada por Will Smith, como Del Spooner, y por Bridget Moynahan, como la doctora Susan Calvin.

En la filmografía de Proyas destaca Dark City (1998), película que habría inspirado a The Matrix (1999), según algunos sitios de la Red. Entre los productores destacaré a Mark por otra película suya basada en la obra de Asimov, El Hombre Bicentenario (1999).

A Del Spooner le encontré muchas semejanzas con Rick Deckard de Blade Runner (1982). Ambos son detectives, profesión que les permite conocer el lado oscuro de sus sociedades, por más futuristas que sean, y observarlas con mayor sentido crítico que muchos de sus coetáneos. Ambos son poco ortodoxos y viven solos y, talvez por ello, llevan sus investigaciones hasta las últimas consecuencias, al punto de cuestionar al sistema al que supuestamente sirven, algo a lo que alguien con familia no se atrevería porque arriesgaría su estabilidad. Qué mejor perspectiva que la de detectives solitarios para desafiar, sin tintes intelectuales, el optimismo actual por el mito del progreso. Aunque quizás las semejanzas entre Del Spooner y Rick Deckard sean sólo coincidencias, en fin…

Yo, Robot nos sitúa en el Chicago del 2035. Los robots son muy necesarios pues se dedican a todas las labores domésticas de los humanos, a los que no pueden dañar por estar programados con tres leyes.

Sin embargo, tras descubrir que en la muerte de un científico podría estar implicado Sonny, robot programado con sentimientos humanos, Del Spooner fundamenta sus sospechas en una intuición mundana más aguda que la racionalidad glacial de la doctora Calvin. Y así un caso policial nos lleva a una verdadera rebelión de robots…

En esta película sorprende que el robot Sonny muestre no sólo sentimientos humanos (como cuando agradece por ser considerado como alguien y no como algo), sino también discernimiento y libertad propias, cualidades que ninguna programación puede proporcionar y que también refleja V.I.K.Y., computadora central que comanda a todos los robots.

Siempre he creído que si algún día ciertos artefactos se nos rebelan será porque un hombre así los ha programado, pero no porque sean capaces de ir contra su propia programación, capacidad que conllevaría la libertad, don que es lo más propiamente humano y que nunca podrá ser replicado, salvo que ya no hablemos de robots sino de Cyborgs, que según entiendo son humanos con partes robóticas, pero humanos al fin y al cabo. Así, podremos hablar de Inteligencia Artificial pero jamás de Libertad Artificial, salvo que la idea de Libertad quede redefinida de manera muy distinta a la de ahora.

Hay películas como las diversas secuelas de El Exterminador o The Matrix que sugieren la existencia de máquinas con Libre Albedrío, pero nunca me parecieron verosímiles, rasgo necesario para que incluso la mayor de las fantasías nos deslumbre pero sin parecernos descabelladas…

Sin embargo, Yo, Robot me hizo reflexionar sobre la ciega confianza que ponemos en los adelantos tecnológicos sin ser concientes del precio que podríamos pagar.

En esta película la doctora Calvin o el teniente John Bergin (jefe de Spooner) no concebían que los robots pudieran cometer actos delictivos. Sólo a una oveja descarriada como Spooner se le podían ocurrir tales sandeces. En un primer momento Calvin y Bergin parecían incapaces de imaginar que la empresa que fabricaba los robots pudiera estar usando a éstos para cometer crímenes, aun cuando el desenlace del film es diferente.

Este elemento me llevó a una analogía con otro adelanto tecnológico en nuestra época actual: el Internet.

Una nota de la BBC hacía reflexionar sobre la facilidad con que otorgamos nuestros datos (dirección, correo electrónico, nuestras aficiones) cuando en la Red realizamos compras o nos suscribimos a diarios digitales o servicios diversos. Dicha nota citaba los comentarios de un asesor de la industria de la Internet: «Estas compañías (de la Red) poseen miles de gigabytes de datos pero no saben qué hacer con ellos, ni para ayudar a los clientes ni para su propio beneficio».

¿Qué pasaría si a algunas de estas empresas se les ocurriera sacar provechos dudosos de estos gygabytes? No olvidemos que información es poder, que quien lo ostente difícilmente podrá ser controlado. Quizás alguien deberá ser medio oveja descarriada para denunciar tal situación, pero muchos de nosotros bien podríamos llamarlo paranoico, activista alienado de teorías conspirativas. Talvez en el fondo sepamos que algo de razón tenga, pero hay verdades que preferimos evadir al desbordarnos y que nos hará rechazar a quien nos las revele. Por eso quizás sólo un desadaptado del sistema se atrevería a tan quijotescas denuncias. Es allí cuando películas como Yo, Robot, dentro de toda su ficción, logran proyectar algo de la realidad de nuestro tiempo…


Fuentes

Yo, Robot
La Butaca


Conveniencia o privacidad
Tim Weber
BBC
27 de enero del 2006

Comparación de los films Dark City y The Matrix
Jorge Morales Ruiz
Revista Quinta Dimensión.
Este artículo de Morales Ruiz me llamó la atención porque compara treinta escenas de Dark City y The Matrix que sugieren muchas semejanzas.

Cortesía de la imagen:
http://homepage.mac.com/pifas/iblog/myblog/C1048451701/E1063213367/Media/FX-1.jpg

18 comentarios:

verolindapechocha dijo...

Una vez leí que Bill Gates no usaba tarjeta de crédito ni nada que pudiera dejar huella de sus datos. ¿Será cierto?

Por otro lado, ¡me encanta Isaac Asimov! De las películas, mi favorita es El Hombre Bicentenario. Pero de sus escritos tengo muchos otros favoritos... Sobretodo cuentos. Asimov nunca dejó de soñar con el Pinocho tecnológico. Lo reinventó una y otra vez. En mi opinión un genio.

Martín dijo...

Gates sabe mejor que nadie que en la era del Internet y la informática todo queda registrado, así que no sería raro que no use tarjetas de crédito... Y yo también vi "El Hombre Bicentenario" con Robin Williams... Y ahora que lo dices, tras haber visto estas dos películas basadas en las obras de Asimov, esos robots parecen unos verdaderos Pinochos tecnológicos...

Saludos, Vero

Zuriñe Vázquez dijo...

Gracias Martín por tu visita a mi blog. Yo también suelo hablar de cine bastante, y es buena idea abrir un blog sólo para ello. La verdad que me lo voy a plantear. No he visto esta de robots, me parece demasiado comercial americana. Saludos

Martín dijo...

Hola, Zuriñe

Mi blog no es sólo de Cine, pues también reseño libros o toco temas culturales en general… Y es verdad que las películas norteamericanas son comerciales pero a veces tienen elementos interesantes para analizar, incluso las de Ciencia Ficción como “Yo, Robot”... Gracias por tu visita y para mí fue grato conocer tu blog...

Saludos

Magda dijo...

Me encantó esta película, y si, es comercial, pero ello no le quita en nada que sea una buena película para disfrutarla con palomitas una tarde de frio o de llevia.

Muchos saludos

Martín dijo...

Saludos, estimada Magda… Grata sorpresa tu visita… Y demás decirte que siempre eres bienvenida…

iván dijo...

No he leido Yo robot, pero si el Hombre bicentenario, ke em encantó , en cuanto a la película me pareció ke pudo star mejor... x ahora prefiero el libro... bueno tu blog , me encantan las películas. hasta luego.

Martín dijo...

Definitivamente siempre hay contrastes entre las películas y las obras que las inspiran. Gracias por la visita, Iván

Rain dijo...

Martín, no aé si viste
un extraordinario Dvd'
'Fantasy' que es una serie de cortos de dibujos animados de ciencia ficción. En uno de ellos se ve una rebelión de robots, que tiene una cruenta secuela. Lo interesante es cómo se sustenta la historia, en el álgido punto que es el egoísmo humano exacerbado .

Acerca de 'Matrix' y 'Dark City', lo que sé es que 'Matrix' tiene una sustancia profunda y que para
comprenderla no basta verla en una apreciación visual y en el placer por sí solo. 'Matrix' tiene aristas, es laberíntica, te da señales, rutas, plantea interrogantes filosóficas, existenciales. Es bárbara, en el buen sentido de la palabra. Y no he visto 'Dark City'. Mi tarea será buscarla, para darme una idea más clara de lo que argumenta el autor del artículo linkeado.

Otro punto: 'Yo robot', no sé porqué no me atrae. Debe ser porque mencionaste a 'Blade runner'
y esta película emblemática me
copa. Quizás no admito otras que mediante sus realizadores
osen establecer paralelos. y eso es un defecto mío, sin duda que deberé afrontar. Son afectos enraizados...

También cuenta lo que te he referido sobre el corto animado. Si adquires el Dvd', y lo ves, comprenderás lo que te digo.

Bien, muchas gracias por el esímulante post.

Un grato salute.

Martín dijo...

Hola, Vir

Siempre he sabido que The Matrix es mucho más que meros efectos visuales. He leído intepretaciones que la señalan como una metáfora de la mentira existencial en la que vive el hombre... Y sólo unos pocos son capaces de levantar la mirada y preguntarse si lo que los rodea es real; si no es más que apariencia.... Pero eso siempre requiere mucho valor y un alto costo... Todo un desarrollo merece The Matrix... En fin, la Ciencia Ficción tiene muchas posibilidades para desarrollar. No sé por qué la consideran como un género menor...

Saludos

Rain dijo...

Creo que lo del género menor, Martín, ya está rezagado en la consideración actual... como los cómics.

Para hacer ciencia ficción , hay que dominar varios conocimientos, sobre ciencia, avances científicos, etc. e imprimirle la visión propia (de la existencia)a la narración.

:)¿Has leído a Ray BRADBURY? el poeta de la ciencia ficción...


Grato salute Martín.

Jeff Pioquinto,SJ dijo...

nice blog. thanks

Consuelo dijo...

Hola Martín, jamás me llamó la atención Yo Robot, pero ahora que leí tu post es interesante lo que transmite. En general yo también estoy de acuerdo contigo que por más ficción o fantasía, las peliculas en el fondo siempre quieren transmitir un mensaje, a veces solapado a veces directo por parte de su director; ya depende de las personas que comiencen a elucubrar y ponerse a pensar si es que hay algo más que imagenes y efectos visuales.

Lo que comentán de The Matrix y su significado más profundo, lo leí hace años en el Arte de amar, [ un libro que siempre recomiendo :) ], donde Erich Fromm decía que el hombre a veces por el miedo a aislarse se dejaba atrapar por el sistema, para no sentirse solo, para sentir que forma parte de algo. Y describía un sistema bien irónico por cierto, que a pesar de someter al hombre como a un robot, le hacía creer que era diferente: su propio perfume, su propia marca de ropa, su propio estilo de vida, de personalidad...muy interesante.

Pero lo más lindo del libro era el mensaje que dejaba, muy esperanzador y la solución no era más que el amor. Leanlo les va a encantar! :)

Pd. Gracias por tu comentario a la Casa del árbol :)

Martín dijo...

Father Jeff

Thank you for your visit to my blog... In a first sight your blog seemed to me very interesting (with a dictionary next to me =)) It´s good that a priest of Saint Ignacio de Loyola comes to my blog... Good bye, father, and thank you for your visit...


Hola, Vir:

Ojalá que sea como dices, estimada Vir, que la cultura actual no siga viendo a la Ciencia Ficción como un género menor, pues exige de los autores la genialidad: talentos y conocimientos muy diversos y dispersos para combinarlos armoniosamente (vena narrativa, Humanidades, Ciencia, Filosofía, quizás hasta Teología…). Incluso, y ya es una opinión personal, creo que bien podrían haber intereses que hacen que la Ciencia Ficción no sea valorada como se debe… Recién con mi experiencia de blogger me he interesado en este género, porque no dejo de preguntarme qué tanto influenciará adelantos como el Internet en las sociedades futuras… Mi aproximación inicial a la Ciencia Ficción no va tanto por la Literatura sino por artículos de Divulgación Científica o Tecnológica… Ahora, entiendo que Divulgación Científica y Ciencia Ficción son cosas diferentes, pero se vinculan: una Ciencia Ficción inteligente y no descabellada es la que, en parte, ayuda a la Divulgación Científica y favorece una visión crítica, aunque no necesariamente pesimista, de la Ciencia en general… Y la Ciencia actual es lo que te da los insumos para especular de forma verosímil… Ahora, indudablemente que Orwell, Huxley, Asimov y Bradbury (incluso el propio Julio Verne) son referentes obligados para quien quiera ahondar en el tema…

Un gran saludo

Martín dijo...

Hola, estimada Consuelo


Muy interesante... Es grato cuando uno también aprende de los lectores, de sus comentarios, de sus lecturas... A uno lo motiva a seguir aprendiendo...

Interesante la breve reseña que haces de Erich Fromm, de lo que desprendo que esta sociedad te hace creer que eres libre, auténtico, único cuando es todo lo contrario… Ya dicen que no hay peor esclavitud que la que te hace creer que eres libre… Y la película The Matrix siempre me pareció una perfecta metáfora de ello…

También es cierto que muchas películas suelen introducir de contrabando una serie de criterios que hay que detectar para discernirlos… Todo escritor o director de películas proyecta en sus obras una visión del mundo y del hombre que a veces puede ser errada; visión que el público puede asimilar inconcientemente y que, por lo mismo, hay que hacerla consciente para distinguir lo falso y lo verdadero…

Saludos

Jeff Pioquinto,SJ dijo...

hola martin,

gracias por visitar mi blog.

Yo tambien era feliz encontrar a alguien de Peru y amo realmente sus artículos sobre todo cuando usted escribe sobre películas.

sorry for my wrong grammar. i'm still learning how to speak spanish and hope i can write well in spanish in the future.

may God bless you always martin.

Muchas Gracias mi amigo,

jeff,sj

Martín dijo...

Dear Father

Your spanish is veru good... I can understand it very well... At least in the way you write (my listening could improve with time =))... But for me it´s not problem that you write in english... I´d like to know your opinions about my articles... Don´t worry if you write them in english...

Altayre dijo...

Hola, Martín, leí tu blog hace días y realicé un pequeño escrito sobre I, Robot, ya que soy un entusiasta de Isaac Asimov. De hecho, me pareció que la película se aleja muchísimo de lo escrito por Asimov, ya que la fuerza de los libros de Asimov radica en la tensión de los diálogos y las relaciones establecidas por los personajes, antes que por la acción sucitada por la trama. Por esta razón, al no ser historias comerciales en el estricto sentido de la palabra, Hollywood no ha llevado a la pantalla grande sus obras, y por esto debo dar las gracias a la mediatez y estupides holliwoodense... so, GRACIAS, HOLLYWOOD, por dejar intocado a semejante monstruo de la Sci Fi.

Saludos Manuel, y que sigas escribiendo tan delicioso como siempre.